Cómo decorar un dormitorio matrimonial

En el momento en que la rutina cotidiana comienza a repercutir en el tiempo que se pasa en casa y a reducir las posibilidades de encuentro entre parejas, es entonces cuando el dormitorio matrimonial toma más importancia: se convierte en un espacio de reinvención, de ideas, de conversaciones y de intimidad.

No todos saben cómo decorar un dormitorio matrimonial, pero hay buenas noticias: el proceso es simple e intuitivo. Acá te contamos de todo lo que necesitas saber para habilitar aquel espacio esencial de tu hogar.

Cómo decorar la cama en un dormitorio matrimonial

Lo primero en lo que debes enfocarte es en la cama: ese reducido espacio rectangular es en donde probablemente pasan más tiempo (más incluso que sentados en la silla de una oficina), y por si fuera poco, tiempo juntos. Además, es fundamental que el lugar en el que duermen sea cómodo y esté hecho a medida de ustedes.

  • ¿Es el tamaño de la cama el indicado para ustedes? Recuerda que existen distintos tipos de camas matrimoniales, como las de dos plazasqueen size o king size. Estudia cuál encaja mejor en la distribución del dormitorio y cuál se adapta mejor a las necesidades que buscan resolver.
  • No te olvides de limpiar el colchón y las almohadas, ya que no hay nada como dormir en una cama con buen aroma y reluciente. Hay productos que pueden ayudarte a eliminar manchas y malos olores. Háganse el hábito de lavar de vez en cuando las fundas.
  • Algunas personas se toman a la ligera la importancia de una almohada. ¡Magno error! Saber elegir la almohada adecuada es fundamental. Recuerda que no existe un tipo de almohada perfecto para todos, sino que esta debe adaptarse a la forma de tu cuello y tu cabeza, y también a la posición en la que duermes.
  • En general se aconseja orientar la cama de modo que uno de sus costados dé a la ventana, es decir, ni la cabecera ni los pies de la cama deberían quedar frente a la ventana. Esto, para evitar que la luz les moleste. Sin embargo, siempre debes considerar la disposición del espacio y recuerda que muchas veces es mejor ir variando la orientación con el tiempo.
  • Un viejo adagio dice algo así: “Haz tu cama cada mañana. Será tu primer logro del día y de ahí en adelante será más fácil completar los siguientes”. Ten en mente que una cama limpia y ordenada es lo esencial para que su lugar de encuentro sea agradable. Procura que las sábanas queden bien metidas y que no se vea el colchón.
  • Finalmente, no te olvides de que cada arreglo que hagas en tu cama debe ir acorde al diseño de la habitación: que sean congruentes con los colores, la luz y el espacio, para así lograr un equilibrio estético en el decorado de tu dormitorio.

Cómo diseñar un dormitorio matrimonial

El diseño de una habitación de matrimonio es muy personal. Siempre es posible ponerse creativo y adaptar el espacio a las necesidades y los gustos de la pareja, al fin y al cabo debería ser un lugar en el que podamos sentirnos cómodos y distendidos. Así que el primer consejo es no limitarse a modas del momento y decoraciones que creas que puedan agradar al resto.

Planifica los muebles: es fundamental que cada parte de tu pieza esté en el lugar correcto. La idea de la cama como punto de partida aplica por supuesto a este mismo criterio: lo primero es orientar tu cama correctamente y en consideración de eso debes ubicar el resto de los muebles.

Acá están las últimas noticias publicadas para ti