Cómo aislar acústicamente una pieza

Para determinar cómo aislar el sonido en una pieza, debes evaluar qué uso le darás, cuáles son las dimensiones del espacio y qué tan ruidosos son los alrededores. Las siguientes recomendaciones te mostrarán cómo hacerlo y qué materiales utilizar.

Identifica qué sonidos quieres aislar

Lo primero que debes hacer es evaluar qué tipo de aislamiento requieres y entender qué tipo de insonorización necesitas. ¿Quieres deshacerte del ruido que proviene del tránsito externo, o buscas mayor privacidad en tu habitación para evitar molestar a las personas que viven contigo?

De las respuestas a estas interrogantes dependerá el que realices la instalación en puertas, paredes o ventanas. Para lograr aislar por completo el sonido de una pieza, es necesario que selles las tres cosas, e incluso el techo, con paneles aislantes acústicos u otros objetos.

No olvides que el sonido es como el agua, puede filtrarse a través de cualquier espacio, por lo que deberás tomar las medidas necesarias para no dejar libre ningún acceso.

Materiales para aislar el sonido de una habitación

Existen diversas técnicas y distintos tipos de materiales que pueden ayudarte a suprimir cualquier tipo de ruido indeseado de una forma muy sencilla, por lo que es importante que conozcas cuáles podrían ser los mejores para ti y cómo aislar el sonido de una pieza. Estos son algunos de ellos:

  • Celulosa o lana de roca: la porosidad que posee este material permite conseguir un buen aislamiento acústico. De hecho, en el sector de la construcción es utilizado también como un aislante térmico, debido a que es capaz de resistir el fuego.
  • Corcho: si buscas una opción económica pero eficaz, este es uno de los materiales para aislar el sonido de una habitación más fácil de instalar. Además, no requiere mucho mantenimiento debido a que es resistente a la humedad por su baja conductividad térmica.
  • Insoplast: este es un material poroso de betún que ha sido modificado con elastómeros y suele usarse para techos y paredes. Por su funcionalidad, es una de las mejores alternativas para aislar el ruido. Es flexible y, en por lo tanto, muy fácil de manipular.
  • Cemento de ladrillo: de acuerdo con algunos especialistas, si estás buscando cómo aislar el sonido en una habitación, colocar una capa de aproximadamente 1 centímetro de grosor de este material te ayudará a insonorizar cualquier espacio.
  • Manta de fibra de vidrio: este material se produce fundiendo arena a una temperatura muy elevada y es muy efectivo para aislar el sonido, por lo que se utiliza en pisos, paredes y techos.
  • Técnica multicapa: consiste en aplicar sobre la pared varias capas de materiales absorbentes y aislantes, alternándolos hasta alcanzar un grosor de 5 unos centímetros.

Acá están las últimas noticias publicadas para ti